Archivo de la etiqueta: Sostenibilidad

MADRID MALAISE


Tenía una notita sobre Madrid escrita para otros fines. No me había decidido a colgarla aquí por no “hurgar en la herida” de nuestra crisis. Hoy leo, no obstante, un par de cosas que me inquietan y me obligan:

– Se atasca, parece que definitivamente, el proyecto de un parque tecnológico promovido conjuntamente por Acciona y Telefónica, en Las Tablas. Con 4.000 empleos destruidos cada día en España, se pregunta uno que no podría hacerse para ayudar a dos empresas privadas a entenderse. Y al Ayuntamiento de Madrid a extenderles la alfombra roja, más, para que un proyecto de esta naturaleza saliese adelante. Dicen que Telefónica se va a hacer su centro propio en Alcalá de Henares y que no caben dos instalaciones de esas características en Madrid. Estamos buenos.

– Con el Protocolo de Kioto: de mal en peor. Resulta que somos subcampeones del mundo (y prepárate, Japón, que vamos a por vosotros), en compra de derechos de emisión de CO2, por el nivel al que incumplimos con este protocolo. 770 millones de euros del ala porque los españoles no acabamos de creernos la historia del ahorro energético.

Y me parece que lo de aquí arriba no es cosa de Rajoy. Es cosa de que los españoles “nos pongamos las pilas” si no queremos pasar de la “malaise” a la “enfermedad terminal”.

En fin, aquí va la notita que digo. La había titulado “Apuesta Colectiva por el Sector Empresarial de Madrid – ¿Qué hacemos con el mercado de oficinas?”. Pero queda largo. Lo de la “malaise” lo resume bastante bien:

No descubrimos nada: a los años del crecimiento desmesurado de nuestro sector inmobiliario residencial y el “estallido de la burbuja” ha seguido una crisis excepcional del sector inmobiliario, de especial profundidad en la vivienda y los suelos que ya no tienen uso. Y una consecuente crisis financiera. Y otra consecuente crisis económica.

El sector de oficinas, en el Madrid que nos ocupa, sin estar afectado en la misma medida que la vivienda, languidece a la espera de una mejora de la economía general: rentas decrecientes, “take-up” en acusado descenso, desocupación en estabilidad ascendente, tocados ya los dos millones de metros cuadrados vacíos. Preocupantemente aburrido.

Si tenemos que resumir la “malaise” que nos invade: Sigue leyendo

Anuncios

CIUDADES EMERGENTES Y SOSTENIBLES


It happens everywhere...

El Banco Interamericano de Desarrollo ha creado un nuevo programa con este nombre, para ayudar en el crecimiento ordenado y sostenible de las ciudades medias de Latinoamérica. Su nueva plataforma refleja una intención indiscutiblemente positiva: mejorar las oficinas públicas en Paraguay o revitalizar el centro histórico de Veracruz, son sin duda proyectos bienvenidos. Muchos de ellos, funcionando al unísono y aprovechando la experiencia conjunta para depurar los procesos, deberían aportar nuevas ideas para planificar sobre la creciente urbanización del continente. Por lo que sé, los proyectos puestos en marcha son una selección que permitirá diseñar una estrategia más amplia para las aproximadamente 150 ciudades de entre trescientos mil y dos millones de habitantes en Latinoamérica.

Vivimos precisamente en el año en que el equilibrio rural-urbano se ha inclinado, de forma ya definitiva, por una humanidad más urbana que rural. Parece por ello adecuada esta aproximación “desde abajo”, que permita investigar y ayudar en el proceso de conversión de muchas ciudades pequeño-medianas en mediano-grandes o grandes. No todas crecerán por igual, y algunas seguirán siendo manejables desde el punto de vista infraestructural, pero es probable que otras, de entre esas 150 ciudades, se llegue a convertir en una mega-ciudad, con las dificultades que ello supone. Yo creo que es precisamente la gestión de las mega-ciudades, las actuales y las del futuro, lo que representa el gran reto para los responsables públicos, los urbanistas, los gestores de infraestructuras y el sector inmobiliario. Sigue leyendo

INTROSPECCIÓN… ARQUITECTURA, ENTORNO Y SUSTENTABILIDAD


FIRMA INVITADA: Mauricio, Arturo y Jorge Arditti. Arditti+RDT/Arquitectos, México.

Jorge, Mauricio y Arturo Arditti

Históricamente, entendemos que la arquitectura contiene una energía inherente intrínseca que tiene la capacidad de inducir eventos y un profundo impacto en respuestas sociales, lo cual la distingue de otras expresiones creativas. En el presente, su papel dentro de la sustentabilidad y el balance adecuado del comportamiento natural del planeta, la someten a un reto sin antecedentes.

En Arditti+RDT/Arquitectos creemos firmemente que el entendimiento del término “Arquitectura” se basa en la capacidad de integración de una serie de componentes que en conjunto validan su autenticidad. Cada proyecto es afrontado como una situación particular que requiere cohesión y balance; la arquitectura comienza repentinamente con una idea formal y funcional que es inteligentemente manipulada hacia la creación de un resultado espacial construido que responde a sus habitantes, improvisando su calidad de vida y su relación con el medio ambiente. La arquitectura equilibra valores estéticos con una sensibilidad cultural ecológica y contextual, siendo responsable de proponer nuevas formas de expresión que visualizan el futuro respetando el pasado y el medio ambiente.

Actualmente es una obligación el considerar e integrar soluciones ecológicas y sustentables a valores arquitectónicos tradicionales como proporción, composición, color, textura, macizos y vanos, luz y sombra, contexto y escala humana en relación a los edificios.

Elementos estructurales deben de responder a realidades económicas en esta época de mayor conciencia financiera.

Nuestro proceso comienza con una idea; un concepto teórico originario el cual es redefinido, cuestionado y probado en el transcurso evolutivo de cada proyecto. Es en este transcurso en donde yace el ingenio necesario para conducir a cada concepto a una realidad manifiesta.

Continuas transformaciones y revisiones se aplican a ideas generatrices, enfocando nuestro trabajo hacia nuevas direcciones que retan soluciones conocidas probadas.

La inevitable continuidad en la cual los proyectos heredan remanentes de sus antecesores, provee un marco inicial de trabajo para esta flexibilidad de imaginación durante el proceso creativo.

Para comprender porque la continuidad y el balance juegan un papel tan relevante en nuestro trabajo y porque una experimentación evolutiva es clave de nuestro proceso, uno debe entender la particularidad de nuestro entorno de trabajo: la Ciudad de México. Sigue leyendo

LA TOUR PHARE


He estado algunas veces en el CNIT -Centre des Nouvelles Industries et Technologies- de la Défense, un centro de congresos multiuso con auditorio, tiendas y un hotel. Nunca me ha impresionado en especial, salvo en que es grande. Hay que reconocer el cierto valor arquitectónico de su fachada acristalada y el alarde de ingeniería que supone su bóveda de hormigón, todavía hoy la de mayor distancia libre sin apoyos del mundo, pero el aspecto interior es el un de gran “hall” de estación en desuso, sin trenes, y yo creo que le pesaban los años: lo inauguró Charles de Gaulle en 1958, cuando La Défense ni siquiera existía. Leo que en 2009 lo han vuelto a remodelar y supongo que habrá mejorado, no lo he visto desde entonces. Es sólo el preludio de una gran sinfonía inmobiliaria.

La Défense, en Francia, es casi un tema de estado. Un estandarte del poderío económico e inmobiliario francés que el “establishment” galo se preocupa de cuidar. Lo que no quita que Epadesa –Établissement Public d’Aménagement de la Défense Seine Arche-, especie de junta de compensación de la Défense, haya pasado varios años peleando con Unibail-Rodamco sobre la licencia y en particular sobre quién pagaba toda la modificación de infraestructuras que su nuevo gran edificio de oficinas, la Tour Phare, que será el más alto de Francia, supone. Cuesta trabajo imaginar cómo han conseguido los arquitectos encajar esta nueva construcción entre vías de tren y autopistas y situarlo entre el Gran Arche –Espace Gran Arche- y el CNIT, ambos por cierto propiedad igualmente de Unibail-Rodamco. A primera vista la compañía consolida su zona, en la que explota espacio comercial y de congresos.

Hay quien dice que el proyecto es de mucho riesgo por la abundancia de oferta futura en la zona, pero yo creo que el señor Guillaume Poitrinal no se equivoca y 900 millones de euros, que es el coste inicial estimado del proyecto, incluido el terreno, no parece excesivo para un edificio de 146.988 m2 netos, que en el mercado de la Defénse debería ser capaz de conseguir rentas de entre 38 y los 45 euros/m2/mes. Si la economía francesa se mueve como debería a cinco años vista.

Unibail-Rodamco realizará un proyecto de Thom Mayne (1944, Pritzker 2005), arquitecto ecléctico propietario del estudio Morphosis, que ha concebido un diseño sin duda atrevido, que integra el CNIT con la nueva torre. De hecho lo conecta por escaleras mecánicas exteriores acristaladas que ascenderán hasta la novena planta del edificio. La torre en sí, de 300 metros de altura, se apoya en tres “patas”, a modo de trípode, dos funcionales, “Trapezium” y “East Building” y una estructural, dejando entre ellas una plaza de paso de unos 700 m2. A nivel de la planta 11 se sitúa el “Grand Hall”, acomodado por la silueta abombada que se aprecia en el diseño, de 78 metros de altura interior y del que parte toda la comunicación vertical del edificio. La fachada es plana y de máxima transparencia para la orientación norte con el fin de conseguir la mayor cantidad de luz natural y curvada y de doble piel para el resto, con una capa de láminas de acero inoxidable que permiten dosificar la exposición solar y reducir el calentamiento interior según la época. La torre se culmina con lo que su arquitecto denomina un “jardín metafórico”, a modo de corona: sus plantas son antenas y turbinas aerogeneradoras.

Valdrá la pena un viaje a París allá por 2016. Si les parece quedamos en el restaurante de la Tour Phare, planta 66.

Y aquí tienen una entrevista interesante a Thom Mayne, hablando del proyecto de la Tour Phare y de… sostenibilidad:

¿NUEVOS? MINISTERIOS


Perdonen la perogrullada, pero los Nuevos Ministerios no son nuevos. De hecho, como edificios de oficinas, son bastante viejos. Unos setenta y cinco años.

Desde que me enteré que allí había antes un hipódromo nunca he podido evitar pensar la pena que fue que espantaran a los caballos.

Hipódromo de Madrid, 1930 (en el ángulo inferior derecho: Zurbano, 87) Foto de http://www.urbancidades.wordpress.com

Pero era el signo del progreso, había que prolongar La Castellana y por tanto nada que objetar a que Indalecio Prieto decidiese aprovecharlo como solar para construir ese edificio de uso oficial. Seguro que los empleados públicos que trabajan allí y sus visitantes han apreciado muchos años la centralidad de la ubicación, más que los caballos, que ya estarían hartos del tráfico. Pero por lo demás, yo creo que el resto de la gente apenas disfruta de este extenso espacio, ni de sus jardines ni de su arquería, escasamente utilizada salvo en días estivales de sol matador. Personalmente lo encuentro hoy un desperdicio para Madrid y, que me perdone don Secundino Zuazo, al que encima no dejaron acabar su trabajo, pero su arquitectura me deja frío y su inspiración herreriana me parece fuera de lugar en el Madrid del siglo XXI.

Así que ahora que andamos tan enredados con lo de la deuda, el Estado y sus ciudadanos, tal vez ha llegado el momento de pensar en alguna operación estilo Florentino-Real Madrid, que además requiere cierta valentía y visión de futuro.

La manzana de Nuevos Ministerios tiene una superficie de aproximadamente el 55% de la manzana de Azca (110.000 frente a 200.000 m2 de suelo). Desarrollar nueva edificación en esa manzana sin duda añadiría enorme valor al centro de Madrid, con la ventaja añadida de que todas las infraestructuras de transporte ya existen, porque Nuevos Ministerios es precisamente su centro neurálgico, con comunicación directa al aeropuerto y acceso tanto en metro como cercanías.

Me parece que la altura del edificio de Zuazo es de entre bajo más 3 y bajo más 6, por lo que no sería difícil multiplicar la edificabilidad de la manzana por cuatro o por cinco. Las posibilidades y sus beneficios son varias:

• Crear un complejo empresarial integrado complementario a Azca con oficinas de última generación.
• Utilizar construcción sostenible, con nuevos edificios a los que aplicar criterios de eficiencia energética que sean un ejemplo de la política que el Gobierno desea implantar.
• Promover algún edificio emblemático de uso público. Si el nuevo palacio de congresos no estuviera ya asignado al complejo de Las Cuatro Torres, ésta sería una buena ubicación. Pero algo como una nueva Biblioteca Nacional adaptada a los tiempos, al estilo de París o Londres, sería ideal.
• Crear un espacio ajardinado exterior de verdadero uso público, a diferencia del patio interior actual, que es un mero lugar de paso y aparcamiento de los ministerios.
• Redimensionar el espacio requerido por dichos ministerios, que seguro que será muy inferior al anterior con la cantidad de responsabilidades cedidas a las comunidades autónomas. ¿Y los actuales ocupantes? No hay problema: estoy convencido de que en el entorno, empezando por las propias Cuatro Torres citadas, hay espacio de sobra para acomodar a quienes aquí trabajan. De nuevo sin coste, que podría bien ir dentro de la operación global.

Todo esto supondría un golpe de imagen de modernidad para nuestro país –que nos hace falta- y no sólo no debería costarle al Estado ni un céntimo sino que debería generarle cuantiosas plus-valías.

Muchos dirán que imposible, que es un edificio protegido, que tiene un valor histórico, etc. No sé si no habrá incluso quien diga que su planta representa “la hoz y el martillo” y que se le está asestando un golpe a la ideología que hay detrás.

Pero yo creo que tiene sentido. ¿O tal vez es que a diferencia de otras veces, hoy al despertarme sí que me acordaba de lo que había estado soñando?

Pues no sé, pero yo creo que con esto de la crisis vamos a ver cosas bastante más sorprendentes que ésta.

Otro día hablaremos del Ministerio de Defensa…

IRENA & MASDAR


IRENA, la International Renewable Energy Agency, se constituyó en Bonn el 26 de enero de 2.009. En junio de este mismo año, en la conferencia de los 137 países miembros que tuvo lugar en Sharm el Sheikh (Egipto) se acordó que la sede se IRENA se estableciese en Abu Dhabi, aceptando así la oferta de los Emiratos Árabes Unidos de conceder una sede permanente para la organización sin coste alguno ad eternum, además de una subvención de US $ 136 millones.

Pero a nuestros efectos lo que más interesa es la nueva sede de IRENA en sí. El edificio en que se asentará la organización se encuentra en construcción, según proyecto de AS+GG, estudio fundado en Chicago por Adrian Smith y Gordon Gill hace tres años. Ambos han trabajado previamente en Skidmore, Owings and Merrill –SOM-. Smith con un largo historial de casi 25 años en esa firma y uno de los grandes expertos mundiales en torres superaltas, ha sido responsable desde SOM, entre otros, del proyecto de la Burj Tower de Dubai –hotel más residencial-, que con sus 334.000 m2 y 818 metros de altura es la estructura más alta del mundo.

Burj Dubai, Room at the Top

Burj Dubai, Room at the Top

Aunque todavía no se le puede llamar el “edificio” más alto del mundo, a pesar de sus 162 plantas habitables, porque el record no se registra hasta que el edificio está terminado. Gill por su parte, también desde SOM, fue responsable del diseño de la Pearl River Tower de Guangzhou, de 71 plantas y 212.165 m2, sede a completar en este año de la China National Tobacco Corporation y el primer gran rascacielos “net-zero-energy”. Es decir que es completamente autosuficiente en energía. Según SOM ello se consigue gracias a 4 factores: reducción del consumo, recuperación de calor, absorción del mismo en su caso y generación alternativa (eólica y fotovoltaica).

Pearl River Tower, sede de Chinese Tobacco

Pearl River Tower, sede de Chinese Tobacco

Pues bien, Smith y Gill se marchan de SOM, fundan AS+GG y se concentran en inmuebles y construcciones de alta eficiencia energética como la visión principal de su nuevo estudio. Con la sede de IRENA en Masdar (Abu Dhabi), el edificio no es ya que sea autosuficiente, sino que produce más energía de la que consume. Me imagino que el edificio está promovido bajo un principio de “cost is no object” y pretende ser una muestra del futuro de la conservación al integrarse como parte de la Masdar City, con la que el gobierno de UAE pretender liderar en este campo, al crear una ciudad que califican de “carbon neutral” y “zero waste”.

Aunque es probable que muchos de los principios de sostenibilidad que estos edificios demuestran sean difíciles de incorporar en el futuro inmediato a edificios de explotación comercial en alquiler multi-inquilino, sin duda nos enseñan el camino. La conciencia por la conservación está creciendo a pasos agigantados. Promotores, arquitectos e inversores, así como todas las empresas que de un modo u otro están en el sector de oficinas, van a tener que mantenerse rabiosamente al día, porque aquí el futuro se acerca más deprisa de lo que se aleja el pasado.

Sobre el Irena Masdar Headquarters. Cuenta con una superficie de 89.559 m2 en únicamente 8 alturas. Las claves del diseño son 11 conos para movimiento de aire, a través de los cuales el aire caliente del edificio se eleva hacia su parte alta, donde debe disiparse por la brisa. Ello crea unas superficies inferiores tipo “oasis” que han sido buscadas como homenaje a la tradición local. Unido a ello, todo el edificio incorpora una “sombrilla” que hace que el sol no incida directamente sobre la estructura del mismo y es soporte de una de las mayores plantas fotovoltaicas del mundo. El aire interior, que se enfría o calienta según lo necesario con intercambiadores de calor subterráneos y el aislamiento con una fachada de alta masa hacen el resto. El edificio presume de consumir un 70% menos de agua que un edificio de oficinas convencional clase A y ser el de menor consumo de agua de su clase en el mundo. En este pdf tienen la descripción completa del proyecto: http://www.smithgill.com/assets/files/masdar_portfolio_website2pdf.pdf

Produce más de lo que consume

Produce más de lo que consume