¿POR QUÉ BOGOTÁ?


Calle 26: Ciudad Empresarial Sarmiento Angulo -construida en parte- al fondo y Centro Administrativo Nacional -CAN- al frente

Durante tiempo Colombia ha sido, desde el punto de vista europeo, “un país más” en Latinoamérica. De aquellos que cuando ha tenido impacto en los noticieros lo ha sido casi exclusivamente por razones negativas, sin que se prestara mucha atención a la realidad política, económica y social del país, café y literatura aparte. Mientras tanto, Colombia ha seguido trabajando y progresando, generando estabilidad y crecimiento. Sin duda las grandes empresas, con equipos de investigación comercial que trabajan en estrategias globales, ya miraban hacia el país, pero lo que ahora sucede es que también a los empresarios e inversores medianos europeos, españoles incluidos, se les ha encendido una lucecita en el panel de instrumentos: Colombia es un lugar a estar.

Cuando en World Office Forum pensamos en nuestra expansión desde Europa hacia Latinoamérica, consideramos cinco países en una primera fase: México, Colombia, Perú, Chile y Brasil. Creímos percibir la bondad de algunas variables macroeconómicas en cada uno de ellos y su interpretación por los inversores inmobiliarios institucionales internacionales, lo que podríamos llamar fondos “4i”. En el caso de Colombia, y específicamente de Bogotá, nuestras dos visitas exploratorias en los últimos tres meses han confirmado favorablemente nuestra impresión desde la distancia.

Colombia dispone de energía renovable –hidroeléctrica- y agua dulce, abundantes. Demasiada agua dulce… dirían los colombianos en este año, pero un valor importante en el largo plazo. Extracción de petróleo a media tabla a nivel global –casi el 40% de Venezuela-, pero creciendo de forma continuada y, sobre todo, producción y exportación de carbón, por encima de 75 millones de Tm, con las mayores reservas de América del Sur después de Brasil. Resulta ilustrativo, por otra parte, comparar la estructura poblacional de España con la de Colombia: con población semejante, 44,7 millones Colombia por 46,5 millones España, mientras Colombia tiene 13,2 millones de niños (menores de 14 años), España tiene 6,6 millones y mientras Colombia tiene 2,6 millones de ancianos (mayores de 65 años) España tiene 7,6 millones. Si Colombia consigue educar de forma adecuada a su población infantil, el potencial es enorme. Podemos ir sumando variables: por ejemplo, si el tráfico aéreo mundial creció el 8% en 2010, el de Colombia lo hizo el 27%.

Colombia se enfrenta a grandes retos: educar a sus jóvenes, reducir las grandes desigualdades sociales, mejorar sus insuficientes infraestructuras o dotarse de una política industrial, complementaria a su agricultura y minería, que la proteja en una economía globalizada y ayude a generar más empleo. Pero tiene buenos elementos básicos.

En este contexto, Bogotá viene desarrollando una vocación de “centro de negocios regional”, incluyendo a Centroamérica, que desde World Office Forum nos hemos propuesto explorar. Como ciudad de tamaño medio a nivel mundial, Bogotá resulta todavía controlable pero sufre de carencias para que esos inversores “4i” (Inversores Inmobiliarios Institucionales Internacionales) de los que aquí arriba hablamos, tomen políticas más decididas de inversión: falta una buena información estructurada del mercado en cuanto a precios, disponibilidad, oferta futura o contratación; falta una dinámica productiva más inclinada al alquiler que a la venta en división horizontal; falta mejorar la infraestructura urbana de transporte y, si se quiere de verdad apuntar a ser un centro regional de negocios, falta mejorar la comunicación aérea, en número de rutas y en calidad aeroportuaria.

Lo que se está haciendo en su sector de oficinas va en la buena dirección. Se está entregando nuevo espacio de la calidad que hoy demandan las grandes empresas nacionales y multinacionales, con gran atención a la sostenibilidad como criterio, en línea con lo que se podría esperar en cualquier capital europea. Es posible que Bogotá deba trabajar más en el desarrollo de un CBD (“central business district”) que ayude a dar confianza a los inversores internacionales, muchos de los cuáles se sienten más cómodos cuando adquieren edificios en una zona consolidada, no aislados. La Calle 26 – Av. El Dorado tiene las mejores características para convertirse en esa zona: linealidad –y en consecuencia posibilidad de transporte eficiente-, terreno relativamente abundante, cierto grado de consolidación y comunicación hacia el Aeropuerto El Dorado. Es éste también un tema sobre el que querremos debatir en nuestra conferencia del 12 de julio.

En World Office Forum nos entusiasma la idea de colaborar a clarificar y servir de estímulo para más y mejores ideas que ayuden al desarrollo del sector de oficinas de esta prometedora ciudad. Porque estamos convencidos de que un sector de oficinas pujante no es sólo la consecuencia de una economía en alza, sino un factor que por sí mismo contribuye al desarrollo económico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s