INTROSPECCIÓN… ARQUITECTURA, ENTORNO Y SUSTENTABILIDAD


FIRMA INVITADA: Mauricio, Arturo y Jorge Arditti. Arditti+RDT/Arquitectos, México.

Jorge, Mauricio y Arturo Arditti

Históricamente, entendemos que la arquitectura contiene una energía inherente intrínseca que tiene la capacidad de inducir eventos y un profundo impacto en respuestas sociales, lo cual la distingue de otras expresiones creativas. En el presente, su papel dentro de la sustentabilidad y el balance adecuado del comportamiento natural del planeta, la someten a un reto sin antecedentes.

En Arditti+RDT/Arquitectos creemos firmemente que el entendimiento del término “Arquitectura” se basa en la capacidad de integración de una serie de componentes que en conjunto validan su autenticidad. Cada proyecto es afrontado como una situación particular que requiere cohesión y balance; la arquitectura comienza repentinamente con una idea formal y funcional que es inteligentemente manipulada hacia la creación de un resultado espacial construido que responde a sus habitantes, improvisando su calidad de vida y su relación con el medio ambiente. La arquitectura equilibra valores estéticos con una sensibilidad cultural ecológica y contextual, siendo responsable de proponer nuevas formas de expresión que visualizan el futuro respetando el pasado y el medio ambiente.

Actualmente es una obligación el considerar e integrar soluciones ecológicas y sustentables a valores arquitectónicos tradicionales como proporción, composición, color, textura, macizos y vanos, luz y sombra, contexto y escala humana en relación a los edificios.

Elementos estructurales deben de responder a realidades económicas en esta época de mayor conciencia financiera.

Nuestro proceso comienza con una idea; un concepto teórico originario el cual es redefinido, cuestionado y probado en el transcurso evolutivo de cada proyecto. Es en este transcurso en donde yace el ingenio necesario para conducir a cada concepto a una realidad manifiesta.

Continuas transformaciones y revisiones se aplican a ideas generatrices, enfocando nuestro trabajo hacia nuevas direcciones que retan soluciones conocidas probadas.

La inevitable continuidad en la cual los proyectos heredan remanentes de sus antecesores, provee un marco inicial de trabajo para esta flexibilidad de imaginación durante el proceso creativo.

Para comprender porque la continuidad y el balance juegan un papel tan relevante en nuestro trabajo y porque una experimentación evolutiva es clave de nuestro proceso, uno debe entender la particularidad de nuestro entorno de trabajo: la Ciudad de México.

En muchos aspectos, esta metrópolis que contiene nuestra oficina y la mayoría de nuestros proyectos, presenta un carácter fundamental que se manifiesta en nuestro proceso de diseño. La ciudad de México está enmarcada por muchas de nuestras preocupaciones que persisten en nuestra Arquitectura, tal como una sensibilidad histórica dentro de un lugar con un deseo poderoso de modernizarse e integrarse a una comunidad global.

En los primeros siglos del milenio pasado, los Aztecas eran una tribu nómada en busca de un acontecimiento sagrado que se convirtiera en razón de convertirlos en sedentarios. En el año de 1325, una “águila devorando una serpiente parada sobre una planta de nopal localizada en un pequeño islote, rodeado por un lago” se volvió el símbolo de México y dio nacimiento a la ciudad prehispánica de Tenochtitlán, la cual a la postre se convertiría en la ciudad de México, una de las más grandes del mundo.

Gracias a ese episodio particular (el águila devorando a la serpiente); la ciudad de México floreció a pesar de su localización desfavorable para una megalopolis de su proporción. Primero los Aztecas construyeron la ciudad sobre agua, edificando sobre cimentaciones en rellenos de tierra; hoy en día, cerca de una tercera parte del área metropolitana se encuentra sobre lo que era el lago. Segundo, la ciudad está en un valle a 2240 metros sobre el nivel del mar, completamente rodeada por montañas excepto por una pequeña apertura hacia el noreste.

Debido a que no hay fuentes naturales de agua, este líquido preciado tiene que ser bombeado atravesando las montañas que delimitan el valle para cumplir con la demanda de su población de más de 20 millones de personas en rápida explosión demográfica. Después de su consumo, el agua debe ser desalojada nuevamente a través de drenajes profundos hacia el exterior del valle. Tercero, la ciudad se encuentra en el centro geográfico del país, equidistante a ambas costas (este y oeste) y para poder conectar la ciudad a estas costas, 400 kilómetros de carretera deben adaptarse topográficamente a las dos cordilleras montañosas que cruzan México de Norte a Sur. Estas condicionantes afectan seriamente la comunicación hacia los puntos de intercambio comercial marítimo. Cuarto, la ciudad vive una actividad sísmica intensa, situación que es acrecentada debido a que el subsuelo se ha ido debilitando durante años de secado del lago para construir sobre él. La debilidad del subsuelo se ha manifestado con hundimientos en ciertas áreas de la ciudad, dañando severamente la infraestructura urbana. En muchos casos la traza urbana se hunde disparejamente, inclinando viejas y nuevas estructuras que quedan apoyadas unas con otras y que en ocasiones se muestran inclinándose invadiendo el parámetro psicológico de las vías públicas.

La época moderna ha hecho su contribución a estas desventajas con lo que hoy en día es el problema urbano principal de la ciudad: es una de las más contaminadas del planeta. Aún peor, las zonas industriales contaminantes están mayormente establecidas en el cuadrante noreste de la ciudad y debido a que los vientos predominantes vienen del noreste, estos barren el aire contaminado hacia áreas residenciales que se encuentran contenidas por algunas de las montañas mas altas que definen el valle. Durante los meses más fríos, la Ciudad de México sufre de un fenómeno atmosférico conocido como “inversión térmica” en el cual la ausencia de temperaturas cálidas, mantiene al aire cercano al suelo afectando fuertemente a los habitantes.

Desafortunadamente esta época del año coincide con la temporada de sequía y el aire no es lavado por lluvias. Juntas estas dos condiciones intensifican la contaminación en la ciudad.

Por si no fuera suficiente, un volcán de 5500 metros de altura se ha reactivado en años recientes despojando columnas de 3000 metros de altura, con polvo volcánico que en ocasiones reposa sobre el área metropolitana.

A pesar de estas afectaciones, tanto naturales como humanas y los retos políticos, sociales y económicos de siglos pasados, los habitantes de la CIUDAD de MÉXICO han hecho de ésta, una ciudad llena de energía, un lugar que ha sido siempre una fuente de extraordinarias manifestaciones. Al que André Breton se refiere como “el más surrealista de los lugares” es un entorno de contrastes increíbles entre ricos y pobres, educados e iletrados, emprendedores y conformistas , su historia y su presente.

El presente mexicano está delineado por una sociedad que se ve así misma evolucionando constantemente y recreándose para poder acercarse al mundo exterior más desarrollado. México se encuentra eternamente atrapado entre su historia y su futuro, tratando de encontrar el balance perfecto entre ambos.

Esta visión del mundo se ve reflejada en todos los aspectos de su sociedad pero es más visible en su expresión cultural. Antiguos logros parecen diminutos cuando se comparan ante retos venideros, especialmente en un mundo veloz que demanda más en menos tiempo.

La sociedad mexicana vislumbra un mundo que a la vuelta del milenio pasa por una revolución tecnológica que ha ligado a sociedades, derrumbando barreras culturales, políticas y geográficas. Esta revolución, probablemente será recordada al paso del tiempo, como una reconfiguración drástica, como un nuevo orden mundial.

La influencia viaja más rápido y aún la realidad viaja mucho más rápido que el estudio de la realidad misma.

México quiere ser parte de ésta nueva realidad.

Despegándose de éstas influencias y filosofías, cada proceso nuevo que desarrollamos en nuestra arquitectura es inconscientemente comparado contra experimentaciones anteriores, revisando y acarreando la carga de experiencia heredada por sus antecesores. Cada proyecto es influenciado directamente por nuestra madurez y evolución personal tanto en nuestra vida privada como en el campo de la arquitectura.

El resultado final no es conocido con anticipación; nos embarcamos en cada una de estas trayectorias sin preocuparnos acerca de hacia donde nos llevará finalmente. Esta energía inherente guía a cada diseño hacia una solución y el monitoreo de su evolución nos enfrenta con ideas nuevas. Nos esmeramos en no depender de respuestas codificadas que se desenvuelven en resultados predecibles, sino en dirigir nuestro trabajo hacia una experimentación crítica y abierta. Está en nuestra responsabilidad, el evaluar el impacto de nuestros edificios a la sociedad sobre el paso del tiempo. Hay mucho que aprender de la interacción resultante entre edificios y público, un valor que nos permite discernir hasta que grado, los edificios son capaces de mantener una integridad arquitectónica. Los buenos edificios envejecen gradualmente hasta que son capaces de detener ese proceso y eventualmente permanecer como herencia de una era. Es de nuestro interés el entender la relación entre “arquitectura y valores atemporales” y el tomar en consideración las tantas preocupaciones que enfrenta cada reto individual de diseño.

(Mauricio Arditti participa como conferenciante en WOF México 2011)

Una respuesta a “INTROSPECCIÓN… ARQUITECTURA, ENTORNO Y SUSTENTABILIDAD

  1. Pingback: Tweets that mention INTROSPECCIÓN… ARQUITECTURA, ENTORNO Y SUSTENTABILIDAD | World Office Forum -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s