¿NUEVOS? MINISTERIOS


Perdonen la perogrullada, pero los Nuevos Ministerios no son nuevos. De hecho, como edificios de oficinas, son bastante viejos. Unos setenta y cinco años.

Desde que me enteré que allí había antes un hipódromo nunca he podido evitar pensar la pena que fue que espantaran a los caballos.

Hipódromo de Madrid, 1930 (en el ángulo inferior derecho: Zurbano, 87) Foto de http://www.urbancidades.wordpress.com

Pero era el signo del progreso, había que prolongar La Castellana y por tanto nada que objetar a que Indalecio Prieto decidiese aprovecharlo como solar para construir ese edificio de uso oficial. Seguro que los empleados públicos que trabajan allí y sus visitantes han apreciado muchos años la centralidad de la ubicación, más que los caballos, que ya estarían hartos del tráfico. Pero por lo demás, yo creo que el resto de la gente apenas disfruta de este extenso espacio, ni de sus jardines ni de su arquería, escasamente utilizada salvo en días estivales de sol matador. Personalmente lo encuentro hoy un desperdicio para Madrid y, que me perdone don Secundino Zuazo, al que encima no dejaron acabar su trabajo, pero su arquitectura me deja frío y su inspiración herreriana me parece fuera de lugar en el Madrid del siglo XXI.

Así que ahora que andamos tan enredados con lo de la deuda, el Estado y sus ciudadanos, tal vez ha llegado el momento de pensar en alguna operación estilo Florentino-Real Madrid, que además requiere cierta valentía y visión de futuro.

La manzana de Nuevos Ministerios tiene una superficie de aproximadamente el 55% de la manzana de Azca (110.000 frente a 200.000 m2 de suelo). Desarrollar nueva edificación en esa manzana sin duda añadiría enorme valor al centro de Madrid, con la ventaja añadida de que todas las infraestructuras de transporte ya existen, porque Nuevos Ministerios es precisamente su centro neurálgico, con comunicación directa al aeropuerto y acceso tanto en metro como cercanías.

Me parece que la altura del edificio de Zuazo es de entre bajo más 3 y bajo más 6, por lo que no sería difícil multiplicar la edificabilidad de la manzana por cuatro o por cinco. Las posibilidades y sus beneficios son varias:

• Crear un complejo empresarial integrado complementario a Azca con oficinas de última generación.
• Utilizar construcción sostenible, con nuevos edificios a los que aplicar criterios de eficiencia energética que sean un ejemplo de la política que el Gobierno desea implantar.
• Promover algún edificio emblemático de uso público. Si el nuevo palacio de congresos no estuviera ya asignado al complejo de Las Cuatro Torres, ésta sería una buena ubicación. Pero algo como una nueva Biblioteca Nacional adaptada a los tiempos, al estilo de París o Londres, sería ideal.
• Crear un espacio ajardinado exterior de verdadero uso público, a diferencia del patio interior actual, que es un mero lugar de paso y aparcamiento de los ministerios.
• Redimensionar el espacio requerido por dichos ministerios, que seguro que será muy inferior al anterior con la cantidad de responsabilidades cedidas a las comunidades autónomas. ¿Y los actuales ocupantes? No hay problema: estoy convencido de que en el entorno, empezando por las propias Cuatro Torres citadas, hay espacio de sobra para acomodar a quienes aquí trabajan. De nuevo sin coste, que podría bien ir dentro de la operación global.

Todo esto supondría un golpe de imagen de modernidad para nuestro país –que nos hace falta- y no sólo no debería costarle al Estado ni un céntimo sino que debería generarle cuantiosas plus-valías.

Muchos dirán que imposible, que es un edificio protegido, que tiene un valor histórico, etc. No sé si no habrá incluso quien diga que su planta representa “la hoz y el martillo” y que se le está asestando un golpe a la ideología que hay detrás.

Pero yo creo que tiene sentido. ¿O tal vez es que a diferencia de otras veces, hoy al despertarme sí que me acordaba de lo que había estado soñando?

Pues no sé, pero yo creo que con esto de la crisis vamos a ver cosas bastante más sorprendentes que ésta.

Otro día hablaremos del Ministerio de Defensa…

3 Respuestas a “¿NUEVOS? MINISTERIOS

  1. Desde luego un movimiento especulativo interesante: “pelotazo para hoy y hambre para mañana”

    • ¿Por qué pelotazo hoy? ¿Y por qué hambre para mañana? Que el centro de las ciudades crezca y se hagan edificios de oficinas no debería hacer sino crear empleo, en la construcción y en la futura ocupación de ese espacio. Y además en un espacio tan bien comunicado haría que los trabajadores pudieran llegar en transporte público, contribuyendo así a mejorar el medio ambiente. No entiendo su argumento.

  2. Pingback: CASTELLANA, PLAN B | World Office Forum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s